Veracruz, cabeza de playa de la música cubana

El puerto de Veracruz,
cabeza de playa
de la música cubana

Bernardo García Díaz
(Fragmentos del libro Circulaciones culturales. Lo afrocaribeño entre
Cartagena, Veracruz y La Habana
)

Dentro de este mundo, Veracruz, colocado en el centro del Golfo de México, jugaría un papel esencial en la recepción y asimilación de lo que llegaba no sólo del otro lado del Atlántico, sino de lo que ya se venía cocinando desde tiempos coloniales en el circuncaribe. Así, podemos ubicar episodios como el del arribo del ritmo del chuchumbé. Proveniente de La Habana y portado por algunos viajeros de “color quebrado” (eufemismo de la época colonial para designar mulatos y negros), el chuchumbé se extiende por las calles de Veracruz en 1776 como un baile que haría furor entre negros, mulatos, soldados, marinos y, en definitiva, el pueblo llano. (…) El Puerto, paulatinamente, iría adquiriendo, no sólo por los ires y venires culturales, sino por fenómenos demográficos y políticos, una singular impronta afrocubana que ningún otro puerto de México tendría. De hecho, es quizá casi la única ciudad mexicana que tiene todavía, en medio del tráfago de la globalización, un alma mexicano-caribeña (…)

Conviene señalar algunos rasgos de la ciudad, que tenía en común con otros puertos del Caribe. (…) Fue una comunidad que vivió más de cara al mar que hacia su interior; como consecuencia, en los tiempos coloniales sería una ciudad amurallada, con buena cantidad de baluartes. Pero fue también, al mismo tiempo, una ciudad con notable porosidad a los impactos demográficos externos y, como otros puertos, recibió y asimiló a numerosos extranjeros, incluso desde tiempos coloniales. Fue un puerto que admitió a los secuestrados de África, no sólo para distribuirlos a lo largo y ancho del territorio novohispano, sino para hacerlos quedarse, ya que le fueron indispensables para los trabajos de estiba en el puerto y, en general, para el funcionamiento de una ciudad que era en extremo inhóspita e insalubre para el asentamiento de sus habitantes. La presencia de la población afrodescendiente persistiría después del final de los tiempos coloniales y la impronta mulata se prolongó claramente al menos hasta la primera mitad del siglo XX. Esto fue en efecto tanto de la producción de los descendientes de África como de las migraciones de la llamada “zona jarocha” que rodeaba al puerto. En efecto, el puerto, en sus momentos de crecimiento demográfico, aunado al de su desarrollo económico ––como ocurrió en el Porfiriato––, se nutrió en substancial media de inmigrantes provenientes, sobre todo, de su entorno inmediato, el cual tenía ya, como el propio puerto, un sello mulato. En una fecha tan tardía como la de 1939, el poeta español Juan Rejano (…) señalaría: “hay momentos en que sin saber por qué, tiene uno la impresión de que Veracruz es la entrada a un país donde el mestizaje no lo han hecho los indios, sino los negros. La sandunga mulata, el gracejo, el destello de la sangre negra, se diría que ha rebrotado en este litoral.”

La insistencia en el afromestizaje no es gratuita, puesto que no es un dato menor para ayudar a explicar la inmediata adopción –––y posterior recreación–– de los ritmos que llegaron del Caribe. Es conveniente señalar, asimismo, que decir “Caribe” para Veracruz era decir “Cuba”, y en particular La Habana, pues fue con la Perla de las Antillas con la que siempre mantuvo las relaciones más estrechas. Esos vínculos ya tenían detrás de sí, durante el periodo de la Independencia de México, al menos tres centurias, y no se interrumpieron con la consumación de la separación política de España. Por el contrario, en el último tercio del siglo XIX y en los primeros años del XX se vivirá una intensificación en los procesos migratorios entre Cuba y Veracruz. En el origen de ese fenómeno estaban las guerras de Independencia de Cuba frente a la, hasta entonces para ella, Madre Patria (…)

“Veracruz era Cuba” sostiene Martínez (quien llegó al puerto desde Ciudad Mendoza en 1955, a probar su suerte como trompetista, antes de convertirse en uno de los arreglistas más importantes de la música tropical en México) para referirse al tsunami de música caribeña que inundó la ciudad. Además, al puerto regularmente llegaban lo mismo orquestas cubanas que de la capital del país, así como las que venían esporádicamente formadas por músicos antillanos. Célebre fue, ante todo, la estancia de “El Bárbaro del Ritmo”, Benny Moré, quien antes de su consagración definitiva estuvo algunas temporadas en el puerto.

Bernardo García Díaz
(Cd. Mendoza, 1954). Investigador de Tiempo Completo del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales de la Universidad Veracruzana. Doctor en Historia de México por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Miembro Correspondiente Extranjero de la Academia de la Historia de Cuba.

Veracruz, cabeza de playa                         de la música cubana

Historia de la música popular cubana desarrollada en el puerto de Veracruz.

……………………………………………………………..

Sinopsis: Análisis histórico de la llegada y el desarrollo de la música popular cubana en el puerto de Veracruz y sus alrededores.

Período: Finales del siglo XIX y primera mitad del XX.

Duración: 48:11

El Viejo, Veracruz, Ver, hacia 1935. De entre las tradiciones decembrinas más famosas de Veracruz, “El viejo” es, sin duda, la más celebrada entre músicos y bailadores de la ciudad. Tomando como referente la versión más difundida entre los historiadores, ésta costumbre nació a finales del siglo XIX cuando un grupo de trabajadores locales––en protesta por su pago de aguinaldo–– decidieron hacer ruido con latas y cencerros frente a las casas de sus patrones. Con la llegada de la conga, ritmo de raíz afrocubana, ésta protesta llegaría a convertirse en un canto muy popular entre los habitantes del puerto y zonas aledañas a Veracruz. Foto: Joaquín Santamaría / Libro Puerto de Veracruz (Bernardo García Díaz)

Audio: Fragmento de "El viejo", interpretado a ritmo de conga y guaguancó por el grupo Barrio Ocampo (Fuente: Estación radiofónica XEU, 29 de diciembre de 2015, Veracruz, Ver.)

 

 

 

 

Pepe Vásquez "Chepilla", México, D.F., 1948. Originario del popular barrio de La huaca en Veracruz, José Vásquez "Chepilla" fue un destacado cantante de sones y guarachas que llegó a ser conocido por su estilo original. Su voz particular ––caracterizada por una tesitura y timbre robusto–– se asemejaba, dentro del género masculino, a la voz de la también cantante veracruzana Toña La Negra. En la imagen, el intérprete posando para los micrófonos de la XEW. Foto: Autor desconocido / Disco Rumba Rumbero (Jesús Flores y Escalante y Pablo Dueñas, compiladores)

Audio: Fragmento del bolero "Cuida un amor si lo tienes" (Leopoldo González), interpretado por José Vásquez "Chepilla" y el Sexteto Veracruzano (Fuente: Rumba Rumbero. Asociación Mexicana de Estudios Fonográficos A.C. / BMG. México, D.F., 2003)

 

Grupo Moscovita y sus guajiros, México, D.F., 1942. Hijo de madre cubana y padre tamaulipeco, Pedro Domínguez Castillo (mejor conocido como “Moscovita”) fue uno de los más destacados cantantes de sones y guarachas en Veracruz. A finales de la década de los treintas, después de ganar un concurso de canto local, viajó a la Ciudad de México donde se integraría al célebre conjunto Son Clave de Oro. Para los años cuarentas, el cantante fundaría su propia agrupación llamada Moscovita y sus guajiros; la cual estaría integrada, entre otros, por el destacado músico veracruzano Julio del Razo. En la imagen, Pedro Domínguez "Moscovita" (de saco negro), junto a Julio del Razo en los bongós. Foto: Autor no identificado / Libro Julio del Razo (Rafael Figueroa)  

Audio: Fragmento de "Me estoy poniendo viejo" (Gelasio Deliz), interpretado por el grupo Moscovita y sus guajiros (Fuente: Disco Moscovita y sus guajiros Vol. 1, Fonovisa-Melody / Gobierno del Estado de Veracruz / Universidad Veracruzana, Mexico D.F., circa 1981)

 

 

Pablo Peregrino, S / F. Para muchos especialistas y conocedores del son cubano en México, la figura de Pablo Peregrino es catalogada como la de un músico excepcional. En opinión del trompetista Manolo Güido, el veracruzano era un fenómeno, ya que lo mismo tocaba tumba que bongó o tres. En relación a éste último, al músico porteño también sería reconocido como uno de los mayores treseros de su tiempo; un mismo criterio que compartirían leyendas de la música cubana como Arsenio Rodríguez. En la imagen, Pablo Zamora (bongós) junto a Celia Cruz y Julio del Razo. Foto: Autor no identificado / Libro Julio del Razo (Rafael Figueroa)

Audio: Fragmento de la guaracha "Esa mulata" (Miguelito Valdés), interpretado por Miguelito Valdés y el conjunto de Pablo Peregrino (Fuente: Disco Rumba Rumbero. Asociación Mexicana de Estudios Fonográficos A.C. / BMG, México, D.F.)

 

Trio La prensa (Hermanos Cantarell), Veracruz, Ver, hacia 1940. Durante la primera mitad del siglo XX, una de las principales agrupaciones de bolero en Veracruz fue el trio de los hermanos Cantarell. Ésta agrupación ––mejor conocida como el Trio La prensa–– se caracterizó por interpretar piezas de su director Emilio Cantarell; un prolífico compositor que llegaría a escribir canciones de gran popularidad. En la imagen: Rodrigo, Emilio y Carlos Cantarell, junto al locutor Lalo Rueda. Foto: Joaquín Santamaría / Libro Puerto de Veracruz (Bernardo García Díaz)

Trío Porteño, Veracruz, Ver, S / F. Durante la década de los treintas, una serie de tríos románticos aparecieron en la escena musical del puerto de Veracruz. Algunos de ellos, en opinión del guarachero Francisco González "Tiburón", serían el Trío Playa de Oro (1934), Trío Criollo (1936) y el Trío Veracruz (1943). Foto: Autor no identificado / Fototeca de Veracruz-IVEC

Trio Alvarado, hacia 1960. Cercana al puerto de Veracruz, la ciudad de Alvarado es reconocida como una de las poblaciones que más han contribuído al desarrollo de la música cubana en la región. Ejemplo de ello sería el trabajo del músico Pablo Zamudio Rosas (1914-1974), quien, entre otros muchos ritmos, llegaría a escribir guarachas, boleros y pregones ligados a la cultura alvaradeña. En la imagen, el Trio Alvarado ––principal intérprete de Zamudio Rosas––; conformado por los músicos Humberto Silva (derecha), Hector Hernández (centro) y Victor Manuel Rios (izquierda). Foto: Autor no identificado / Col. Reyes Cano

Audio: Fragmento de "Ostiones alvaradeños" (Zamudio Rosas), interpretado por el Trio Alvarado (Fuente: Disco Alvarado y sus ritmos. Discos Sotavento, 1960)

 

Trio Veracruz, Veracruz, Ver, hacia la década de los sesentas. Durante la segunda mitad del siglo XX, una de las agrupaciones de boleros más reconocidas de México fue sin duda el Trio Veracruz. Éste grupo ––integrado principalmente por Francisco González "El zurdo", Alfonso Castillo "Pochencho" y Juan Siguenza "Juanelo"–– marcaría toda una época en el puerto de Veracruz. En la imagen, el conjunto al lado del músico poeta Agustín Lara. Foto: Autor desconocido / Colección Miguel Rodríguez

Audio: Fragmento del pregón "El tamalero" (Emilio Cantarell), interpretado por el Trio Veracruz (Fuente: Programa de radio “Una pausa para recordar”, década de los noventas, Veracruz, Ver.)

 

 

Conjunto Maracaibo, S / F. En Veracruz, para la década de los cuarentas y cincuentas, los sencillos grupos de son se ampliarían (de nuevo bajo la influencia cubana) a orquestas más grandes, conocidas como Conjuntos. Éstas agrupaciones ––integradas principalmente por dos trompetas, dos cantantes, dos percusiones (congas y bongós) un tres y un bajo––, renovarían la forma de interpretar y bailar la música cubana en la región. De esta forma, en el puerto jarocho surgirían grupos destacados como el Tropical Veracruz, el Anacaona, el Cienfuegos, el Caribe y el Siboney. En la imagen, el Conjunto Maracaibo con el compositor Hugo Ceballos en la guitarra. Foto: Autor desconocido / Colección Miguel Rodríguez 

 

 

Conjunto Siboney, S / F. Foto: Autor desconocido / Colección Miguel Rodríguez

Orquesta de Arturo Nuñez, S / F. Durante las décadas de los cuarentas y cincuentas, la Orquesta Antillana de Arturo Nuñez fue reconocida como una de las agrupaciones con más presencia en la Ciudad de México. Su estilo, caracterizado por un ritmo sutil y cadencioso, ganó el favor de la popularidad capitalina durante una época de predominancia del mambo. Por sus filas, pasaron varios destacados músicos y cantantes de origen veracruzano, como Memo Salamanca, Toño Jiménez, Lalo Montané, Toño Montané, Ignacio Téllez y Chico Andrade. En la imagen: Arturo Nuñez (al centro con saco negro), flanqueado por Memo Salamanca (a su izquierda) y Benny Moré (segunda fila). Foto: Autor desconocido / Colección Miguel Rodríguez   

Audio: Fragmento de "La sitiera" (Rafael López), interpretada por los cantantes veracruzanos Lalo Montané y Chico Andrade (Fuente: Disco Arturo Nuñez y su Orquesta 1949-1953, Tumbao Cuban Classics, 2003)

 

Discografía

 

ALVARADO, Trio. “El pescadero” (Pablo Zamudio). Alvarado y sus ritmos. Discos Sotavento. 1960.

DOMÍNGUEZ Castillo, Pedro “Moscovita”. “Ya son las doce” (Juan Bruno Tarraza). Moscovita y sus guajiros. Musart. S / F. LP-507

NUÑEZ, Arturo y su orquesta. “La sitiera” (Rafael López). Arturo Nuñez y su orquesta. Tumbao Cuban Classics, 2003. TCD 112

SOTAVENTO, Alma de. “El chiqui-chi.” Alma de Sotavento. Triunfadora en el centenario del danzón. S / F.

VALDÉS, Miguelito y Peregrino, Pablo conjunto de. “Esa mulata” (Miguelito Valdés) Rumba Rumbero. Asociación Mexicana de Estudios Fonográficos A.C. / BMG. México, D.F., 2003. AMEF T-44-11

VÁSQUEZ, Pepe y Veracruzano, Sexteto. “Cuida un amor si lo tienes” (Leopoldo González) Rumba Rumbero. Asociación Mexicana de Estudios Fonográficos A.C. / BMG. México, D.F., 2003. AMEF T-44-11

VERACRUZ, Orquesta de Toño Barcelata. “Mambo estudio” (Antonio Barcelata). Sueño guajiro. Discos Maya. 1969. LT-70135

VERACRUZ, Trio. “El tamalero” (Emilio Cantarell). Transmitido en programa de radio “Una pausa para recordar” (XEU). Década de los noventa. Veracruz, Ver.

______________. El canario enfermo (Emilio Cantarell). Transmitido en programa de radio “Domingo antillano”, producido por Pedro Ruiz y Luis Enrique Figueroa. Década de los ochenta. Veracruz, Ver.

Bibliografía

 

GARCÍA Díaz, Bernardo. “El puerto de Veracruz, cabeza de playa de la música cubana”, en Ávila Domínguez, Freddy; Pérez Montfort, Ricardo; Rinaudo, Christian. Circulaciones culturales. Lo afrocaribeño entre Cartagena, Veracruz y La Habana. Coedición: CIESAS, Universidad de Cartagena, Institut de Recherche pour le Développement. México, D.F., 2012.

___________________. Puerto de Veracruz (Colección Veracruz: imágenes de su historia). Gobierno del Estado de Veracruz. Xalapa, 1992.

 

Hemerografía

PULIDO Llano, Gabriela y Pérez Montfort, Ricardo. “Cultura cubana y medios de comunicación en México, 1920-1950”, en Palabra que obra [Facultad de Ciencias Sociales y Educación de la Universidad de Cartagena-Colombia] No. 12. (Agosto de 2010 – Junio de 2011) P.16-31 / http://ojs.udc.edu.co/index.php/palobra/article/view/115


Entrevistas

Bernardo García Díaz. Xalapa, Ver.
17 de marzo de 2015

Carlos Alonso. Alvarado, Ver.
20 de septiembre de 2014

Cristóbal Díaz Ayala [fragmento de entrevista para la Florida International University (FIU)]. Miami, Florida. 2009. Fuente: http://vimeo.com/5116196

Francisco Rivera Ávila (entrevista realizada por Carlos Mizuno). Veracruz, Ver.
13 de abril de 1992

Miguel Ángel Montoya. Veracruz, Ver.
13 de octubre de 2014

Natalia Pineda Burgos. Veracruz, Ver.
17 de julio de 2014

Reyes Cano. Alvarado, Ver.
20 de septiembre de 2014

 

Artículos