¡Play Ball, Veracruz!

Batazos sobre el mar...
de Cuba a Veracruz en los spikes de Martín Dihígo

Félix Báez-Jorge
(Fragmento del libro La Habana / Veracruz-Veracruz / La Habana. Las dos orillas)

Las visitas de los equipos cubanos al terruño jarocho se vinculan al arribo de notables peloteros antillanos que son parte sustantiva de la historia, todavía no escrita, de los Rojos del Águila de Veracruz. Recordemos entre otros al veloz jardinero central Agustín Bejarano, que en el invierno alineaba en los Azules de Almendares1, dirigidos por Luque. El legendario Santos Amaro “El Canguro” llega en 1928, mismo año en el que la magia del son montuno se difunde en el puerto. Certero bateador de líneas (promedió .314 en su carrera en la Liga Mexicana, producto de 1341 hits), Amaro vestiría el uniforme aguilista al lado de Ramón “El Profesor” Bragaña, estelar lanzador derecho que alcanzó 211 victorias en México, ganando 30 juegos en 1944. Dueño de una poderosa curva, gran velocidad y control, Bragaña jugó en las Ligas Negras y es una figura fundamental en el béisbol cubano. En los años treinta fueron memorables sus duelos de pitcheo contra Dihígo en el estadio La Tropical de La Habana, llenó toda su capacidad.2 Un acontecimiento de especial relevancia relevancia para el Águila de Veracruz y el béisbol mexicano se produjo en 1937 con la contratación de Martín Dihígo. La llegada del notable jugador cubano causó gran expectación en la fanaticada jarocha. El suceso ha sido detallado por Bernardo García:

El miércoles 11 de agosto (…) hacía las 14:00 horas (…) una abigarrada, alegre y entusiasta multitud, acompañada por el estruendo de la Danzonera Cegarra, se desbordó en el muelle número 4 a esperar el arribo del vapor Orizaba de la Ward Line, procedente de La Habana (…) Cerca de las 15:30 horas, cuando el vapor Orizaba se acercaba al muelle, la multitud con aplausos y vítores obligó al lanzador a salir a la borda del barco y cuando éste se presentó en la barandilla con una amplia sonrisa de vanidad satisfecha, recibió una larga ovación. Dihígo, un mulato grande (…) tenía el tajamiento elegante con que marca el Caribe a sus hijos predilectos… 3

 

Dihígo debutó dos días después de desembarcar (no había entrenado durante 60 días). Pitcheó un juego de exhibición contra el Agrario, equipo capitalino de gran prestigio. Ese mismo día visitaba el puerto el presidente Lázaro Cárdenas, después de una gira por Tabasco. Dos o tres agraristas que “usaban grandes sombreros panamá y pistolas al cinto” ––explica Dihígo en uno de sus escritos autobiográficos–– se acercaron a él mientras calentaba el brazo diciéndole amenazantes: “Ya verás lo que te va a suceder por no haber jugado con nosotros”. Líneas después “El inmortal” apunta:


Me sonreí. Sabía que esas pantomimas eran debidas solamente a que yo le había enviado un retrato mío a mi gran amigo Basilio “Brujo” Rosell desde República Dominicana y le había dicho que jugaría con el Agrario. Pero cuando fui a La Habana y supe del compromiso que se había echado mi papá para que jugara con el Águila, me olvidé del Agrario.

 

================================================================

1 En los años cincuenta Bejarano fue timonel de los Cafeteros de Córdoba en la Liga Invernal Veracruzana. Llegó a conectar 1 450 hits en la Liga Mexicana.

2 Los peloteros cubanos atraían la atención de los equipos de la naciente Liga Mexicana. En este sentido es imprescindible mencionar a Basilio “El Brujo” Rosell, destacado lanzador que fue contratado en 1932 por la novena Fabriles (después llamada Aztecas), dirigida por Homobono Márquez. Bragaña, Eddie Machado y “El brujo” Rosell integrarían una poderosa tercia de lanzadores con ese aguerrido equipo. Nacido en Matanzas en 1902, Rosell llegó a México en 1930 con un equipo cubano que realizó juegos de exhibición en distintas plazas. Alternó su quehacer profesional en México y Cuba, hasta su retiro en 1939. En 1936, en el estadio La Tropical de La Habana venció 2-1 a los Cardenales de San Luis en 11 innings, y un año después derrotó 2-1 a los Gigantes de Nueva York, con el notable lanzador Carl Hubbell, jugando para los Leones de La Habana, Unión Laguna (de Torreón), Anáhuac y Diablos Rojos fueron sus equipos en la Liga Mexicana.

3 En uno de sus escritos autobiográficos titulado “Mi vida deportiva” (publicados en el diario La Afición entre 1956 y 1957), Dihígo explica los entretelones de su contratación con el Águila de Veracruz y proporciona su versión del arribo a Veracruz. Vale la pena transcribir la parte sustantiva de este interesante texto: “Acaba de terminar mi actuación en la pelota de República Dominicana en 1937, cuando al llegar a La Habana a fines de julio me encontré en los muelles, esperándome a que saliera del barco, a mi padre junto a Manuel Rodríguez, gran aficionado al béisbol en México y representante del equipo Águila de Veracruz de la Liga Mexicana. Don Manuel me ofreció que viniera a México a jugar con ese club de gran historial. No acepté en un principio, pero a instancias de mi papá, quedé convencido. De todos modos traté de retardar mi salida, pues tenía deseos de quedarme varios días en Cuba. Sin embargo, a los siete días de haber llegado a casa me fue a ver Don Guillermo Díaz Sondón, presidente del Águila, que llevaba la intención de contratarme personalmente a Veracruz. Había pedido un anticipo de 400 dólares, pero en realidad no tenía deseos de embarcarme a Veracruz. Díaz Sondón, sin embargo, se convirtió en mi sombra y me acompañó a todas partes, incluso al banco para arreglar el anticipo y al consulado mexicano para arreglar papeles. Y me llevó al barco. Me dijo que en el barco me daría el dinero ya que desconfiaba de que aceptara los dólares y no le cumpliera. No me conocía y como otras personas son así, era lógico su proceder. El seis de agosto de 1937 abordamos el barco México, que dos días después arribaría al puerto de Veracruz. Por un lado era bueno dejar Cuba, que estaba en manos de un dictador llamado Machado. Era el ocho de agosto de 1937 cuando arribé al puerto de Veracruz. Una abigarrada multitud esperaba al ‘Inmortal’, como siempre me llamó mi querido amigo el cronista cubano Adolfo Font. Quería llevarme en hombros hasta el hotel, cosa que no accedí, pues me parecía vanidoso que aceptara tanto honor antes de obtener triunfos. Nos abrieron paso, pues venía acompañado de mi esposa, entre aquella multitud…”

 

Félix Báez-Jorge
(Xalapa de Enríquez, 1945)
Investigador de Tiempo Completo del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales de la Universidad Veracruzana. Doctor en Historia Contemporánea por la Universidad del País Vasco (Bilbao).

¡Play ball, Veracruz!

Historia del béisbol en el puerto de Veracruz y su relación con la migración cubana.

……………………………………………………………..

Sinopsis: Análisis histórico de los aportes de beisbolistas cubanos al equipo Rojos del Águila de Veracruz.

Período: Finales del siglo XIX y primera mitad del XX.

Duración: 33:15

Club de béisbol El águila, hacia 1905. Fundado en el año de 1903, el equipo de los Rojos del Águila de Veracruz ––patrocinado por la empresa petrolera “El águila”–– fue una de las primeras novenas mexicanas en jugar béisbol de forma profesional. De esta manera, para el año de 1925, el conjunto escarlata llegaría a ser parte de la primera versión de la Liga Mexicana de Béisbol; en aquel entonces, un pequeño grupo conformado por los equipos 74 Regimiento (Puebla), México, Agraria y Nacional (Ciudad de México) y el Club Guanajuato (Guanajuato). Desde sus inicios, el equipo aguilista estaría vinculado a la migración antillana, siendo su primer manager el legendario pelotero cubano Agustín Verde. Foto: Joaquín Santamaría / Libro Sol de plata (Alberto Tovalín (coordinador)]

Beisbolistas extranjeros, Veracruz, Ver. 1930. Foto: Joaquín Santamaría. / Libro Sol de plata (Alberto Tovalín (coordinador)]

Club de béisbol El águila en el parque Jesús M. Aguirre, Veracruz, Ver., hacia 1938. En 1937 ––año en que la Liga Mexicana de Béisbol empezaría a registrar todas las estadísticas de forma oficial–– los Rojos del Águila de Veracruz se coronarían campeones por primera vez y regresarían, además, al mayor círcuito de béisbol en el país. Foto: Joaquín Santamaría (atribuída)

 

Club de béisbol El águila, Veracruz, Ver., 1939. Las temporadas de 1937 y 1938, serían consideradas la época de mayor esplendor para los Rojos del Águila de Veracruz. En esos años, la novena escarlata estaría conformada por una serie de jugadores cubanos de primer orden, como Agustín Bejarano y Martín Dihígo (cuarto en la fila, de izquierda a derecha); catalogado como uno de los peloteros más completos en la historia del béisbol. Foto: Joaquín Santamaría. Fuente: Libro Puerto de Veracruz (Bernardo García Díaz)

 

 

 

 

Martín Dihígo, S / F. Considerado por muchos el mejor jugador de pelota cubano de todos los tiempos, Martín Dihígo ––apodado "El maestro" y “El inmortal”–– llegaría a instaurar su propia leyenda en México y el puerto de Veracruz. Entre los años de 1937 y 1938, el lanzador caribeño, de la mano de los Rojos del Águila, llegaría a ser el primer pelotero en la historia de la Liga Mexicana en marcar un juego sin hits, ganar la Triple Corona de Pitcheo y adjudicarse la doble corona de bateo y pitcheo. Foto: Revista Bohemia (Cuba) / Libro La Habana-Veracruz-La Habana. Las dos orillas [Bernardo García Díaz y Sergio Guerra Vilaboy (compiladores)]

Audio: Testimonio del cronista de béisbol veracruzano Luis Weller en torno al desempeño histórico de Martín Dihígo en 1938 (Fuente: Entrevista a Luis Weller y Nicolás Castro, Veracruz, Ver, 2009)

Jugadores del club antillano Marianao, La Habana, Cuba, hacía 1944. Durante la primera mitad del siglo XX, algunos peloteros mexicanos llegarían a participar en la liga cubana de béisbol. Éste fue el caso de los veracruzanos Pedro Ramírez “Charrasca”, Beto Ávila y Vinicio García. En la imagen, el legendario segunda base Roberto Ávila (tercero, en la segunda fila de abajo a arriba) con el equipo antillano Los tigres de Marianao. Foto: Autor desconocido / Fuente: Libro Tommy al bat. 56 años de cronista de béisbol (Tomás Morales Fernández)

 

 

Agustín Verde, S / F. Originario de la región de Pinar del Rio (al occidente de Cuba), Agustín Verde nació el 28 de agosto de 1888. A los 12 años migró al puerto de Veracruz y años más tarde, se incorporaría a la novena de los Rojos del Águila. Con éste equipo, lograría, tras varias temporadas como manager, su primer campeonato nacional en 1937. Foto: Autor desconocido, incluida en el artículo "Peloteros cubanos en México: Agustín Verde y el Aguila de Veracruz" (Jesús Alberto Rubio) / http://www.dcubanos.com/sabiasque/peloteros-cubanos-en-mexico-agustin-verde-y-el-aguila-de-veracruz

Audio: Testimonio del cronista de béisbol veracruzano Luis Weller sobre la figura de Agustín Verde (Fuente: Entrevista a Luis Weller y Nicolás Castro, Veracruz, Ver, 2009)

 

Club de béisbol El águila en el Parque Deportivo Veracruzano, Veracruz, Ver., hacia 1940. Foto: Joaquín Santamaría (atribuída)

 

 

Mario Ariosa, S / F. En el año de 1952, los Rojos del Águila de Veracruz conquistarían su tercer campeonato de la mano del manager cubano Santos “El Canguro” Amaro. Además de él, el fildeador Mario Ariosa ––líder de hits en 1950–– llegaría también a ser parte de aquella novena ganadora. Foto: Autor no identificado / http://www.dcubanos.com/sabiasque/la-presencia-de-cuba-en-el-salon-de-la-fama

 

Santos Amaro. S / F. Figura entrañable del béisbol mexicano, el cubano Santos “El Canguro” Amaro llevó a los Rojos del Águila de Veracruz a su cuarto campeonato nacional en 1961. Foto: Domínguez (Monterrey) / http://www.dcubanos.com/sabiasque/la-presencia-de-cuba-en-el-salon-de-la-fama

Audio: Testimonio del cronista de béisbol veracruzano Luis Weller en torno a los cinco campeonatos de los Rojos del Águila de Veracruz (Fuente: Entrevista a Luis Weller y Nicolás Castro, Veracruz, Ver, 2009)

Guillermo "Huevito" Álvarez y Mario Ariosa, Veracruz, Ver, 1945. Por varios años, la camaradería entre peloteros veracruzanos y cubanos fue una relación de carácter habitual en los Rojos del Águila de Veracruz. Este hecho, no sólo enriquecería el desarrollo del béisbol en la novena escarlata, sino también en las ligas amateurs del puerto de Veracruz. En la imagen el parador en corto veracruzano Guillermo "Huevito" Álvarez y el fildeador cubano Mario Ariosa. Foto: Varela

Discografía

 

BRAVO, Hermanos. “A la pelota con Carlota” (Ricardo Díaz). Hasta Santiago a pie. RCA Victor, 1960. LPD-558

CASINO, Conjunto. “La bola y la pelota” (Ricardo Díaz / Alberto Ruiz). Los campeones del ritmo. Maype Records, 1994. CD-Maype-113

MATAMOROS, Conjunto. “Pelota” (Miguel Matamoros). Conjunto Matamoros. 1948-1952. Bailaré tu son. Tumbao Cuban Classics. 1995. TCD-070

MATAMOROS, Trio. “Play ball” (Miguel Matamoros). Trío Matamoros. 1928-1939. Harlequin records, 1997. HQ CD 40

NACIONAL, Septeto. “De pelota no” (M. A. Ruiz del Vizo). Septeto Nacional. 1928-1930. Tumbao Cuban Classics. 2004. TCD-019

SOTAVENTO, Alma de. “El que siembra su maíz.” (M. Matamoros). Danzones clásicos. México. S / F.

Bibliografía

 

BÁEZ-Jorge, Félix. “Batazos sobre el mar... De Cuba a Veracruz en los spikes de Martín Dihígo”, en García Díaz, Bernardo; Guerra Vilaboy, Sergio (coordinadores). La Habana / Veracruz, Veracruz/ La Habana. Las dos orillas. Universidad Veracruzana / Universidad de La Habana. México, 2002.

GARCÍA Díaz, Bernardo. Puerto de Veracruz (Colección Veracruz: imágenes de su historia). Gobierno del Estado de Veracruz. Xalapa, 1992.

GONZÁLEZ, Echeverría Roberto. La Gloria de Cuba: Historia del beisbol en la isla. Editorial Colibrí. Madrid, 2004. 

MORALES, Fernández Tomás. Tommy al bat. 56 años de cronista de béisbol. Fundación Alfredo Harp Helú. México, D.F. 2009

 

Entrevistas

Luis Weller y Nicolás Castro. Veracruz, Ver.
5 de octubre de 2009.

Luis Weller (fragmento de presentación “Charlas de Café. Béisbol y música”). Veracruz, Ver.
21 de noviembre de 2012.

Pedro Ramírez “Charrasca”. Veracruz, Ver. 
6 de noviembre de 2014.

Artículos, poemas y ensayos

 

  • “El béisbol en la literatura cubana” (Félix Julio-Alfonso)

            http://www.isliada.org/ensayo/2011/11/el-beisbol-en-la-literatura-cubana/

  • “Excepcional éxito de la Cátedra José Martí” / Universo. El periódico de los universitarios (Fernanda   (Fernanda Melchor)

           http://www.uv.mx/universo/367/campus/campus_06.htm

  • “Béisbol y poesía” / Letras Libres (Julio Trujillo)

            http://www.uv.mx/universo/367/campus/campus_06.htm

  • Fragmentos del libro Pisa y corre. Béisbol por escrito (Miguel Solís R.)

           http://www.forolm.com/foro3/viewtopic.php?f=9&t=6004#p87375

  • “Martín Dihígo sigue siendo El Inmortal” (Granma)

            http://noticias.cibercuba.com/node/11212

  • “Peloteros cubanos en México: Agustín Verde y el Águila de Veracruz” (Jesús Alberto Rubio)

    http://www.dcubanos.com/sabiasque/peloteros-cubanos-en-mexico-agustin-verde-y-el-aguila-de- veracruz

  • “Peloteros cubanos en México: Martín Dihígo y Lázaro Salazar. Privilegiados del Diamante” (Horacio Ibarra)

   http://www.dcubanos.com/sabiasque/peloteros-cubanos-en-mexico-martin-dihigo-y-lazaro- salazar-

   privilegiados-del-diamante

  • “La presencia de Cuba en el Salón de la Fama del Béisbol”

            http://www.dcubanos.com/sabiasque/la-presencia-de-cuba-en-el-salon-de-la-fama

  • Poemas sobre béisbol (inglés)

           http://www.poetryfoundation.org/article/244646

 


Música

 

  • Danzonera de Boca del Río interpretando el danzón “La Mora”, en partido de béisbol (Manuel Polgar)

           https://www.youtube.com/watch?v=YafQ2GWkkQk