Las dos orillas.

Antología histórica del legado cubano en Veracruz

1

Una de las características que mejor definen a la ciudad y puerto de Veracruz es sin duda su activa y vigorosa cultura popular; una condición que debe su fuerza, en gran parte, a las aportaciones hechas por diversas migraciones extranjeras a lo largo de su historia local. De entre estos grupos, el exilio cubano destacó indudablemente por ser una de las más relevantes para la región. [1] La influencia de la migración antillana en Veracruz data desde finales del siglo XVIII y empezó ser más notoria pasada la época del Porfiriato. Una de las principales causas de ésta permeabilidad, fue la relación étnica y social de la ciudad de Veracruz con el fenómeno del afromestizaje. Y es que, desde antes de la llegada de los inmigrantes cubanos al puerto, el comercio de esclavos africanos en la región ya era un hecho notorio y, por lo tanto, la ciudad era considerada por muchos como una urbe “mulata”. Esto derivó en una receptividad más amplia entre la población local de las expresiones de origen afroantillano y, a su vez, en un proceso de gradual asimilación cultural; el cual, acabaría por traducirse, al paso de los años, en un abanico de identidades mestizas. [2] A partir del estudio de estos acontecimientos, algunos investigadores pertenecientes al Movimiento de renovación de la historiografía local [3], empezaron a publicar trabajos que replanteaban la idea de una sociedad porteña más compleja y heterogénea, que la que se venía manejando en textos oficiales. Estos estudios ––cuya contribución es invaluable para comprender el siglo XX veracruzano––, siguen teniendo a la fecha un papel destacado como canales de entendimiento para la historia de la región. Sin embargo, y a pesar de su importante rol social, la difusión de estos trabajos ha sido más bien escasa y su divulgación se ha visto afectada por diversos factores sociales y económicos durante las últimas décadas.

2

Basándose en el alcance de estas aportaciones documentales y en una apremiante necesidad de divulgarlas, surge el proyecto multimedia Las dos orillas; una antología histórica del legado cultural cubano en Veracruz (basada en el libro La Habana / Veracruz, Veracruz / La Habana. Las dos orillas), la cual busca reforzar una parte del patrimonio intangible del puerto jarocho y sus alrededores. El proyecto esta dividido en tres secciones: investigación gráfica y documental, producción radiofónica y diseño y programación de un sitio en internet. Como consecuencia de ello, las diferentes voces, que tradicionalmente habían dado vida a la historia de la presencia cubana en Veracruz, ya no sólo se podrán leer; sino también escuchar y ver en cualquier lugar del orbe a partir de las ventajas de la red global.

3

De esta forma, desde una propuesta historiográfica a nivel audiovisual, el proyecto esta dividido en doce capítulos radiofónicos; los cuales, a su vez, están distribuidos en cuatro temáticas: Historia del impacto sociocultural de la inmigración cubana en Veracruz, Historia de la música popular cubana en Veracruz, Historia de personajes veracruzanos ligados a la cultura popular cubana e Historia de la relación de la música y la décima cubana de origen campesino en Veracruz.

 
 
Historia del impacto sociocultural de la inmigración cubana en Veracruz
 
1) Las flores del caimán. Historia de la presencia e influencia cultural de inmigrantes cubanos en Veracruz (finales del siglo XIX y principios del XX).
 
2) ¡Play Ball, Veracruz! Historia del béisbol en Veracruz y su relación con la migración cubana desde finales del siglo XIX.
 
3) Crónica de una fiesta innombrable (caps. 1 y 2). Historia del carnaval de Veracruz y su relación histórica con la migración cubana.
 
4) La vida en un pregón. Análisis de los asentamientos de origen caribeño, tradiciones y formas de vida en los patios populares del puerto de Veracruz durante la primera mitad del siglo XX.
 
 
 Historia del cancionero cubano en Veracruz (siglos XIX, XX y XXI).
 
5) Veracruz; cabeza de playa de la música cubana. Historia de la música popular cubana desarrollada en Veracruz y su proceso de transculturación.
 
6) Cinquillo de raíz veracruzana (caps. 1 y 2) Historia y desarrollo del danzón en Veracruz desde finales del siglo XIX hasta la segunda mitad del siglo XX.
 
7) Con cintura caliente y ritmo de semilla seca (caps. 1 y 2) Historia y desarrollo del son cubano en Veracruz desde la primera mitad del siglo XX, hasta inicios del siglo XXI.
 

 

Historia de los personajes populares en Veracruz (primera mitad del siglo XX).
 
8) Paco Píldora, el cronista en su siglo. Una revisión a la vida de Francisco Rivera Ávila mejor conocido como “Paco Píldora”, decimero y cronista de la ciudad de Veracruz, cuya obra es reconocida por ofrecer una visión histórica de su tiempo.
 
9) Agustín Lara a la cubana. Análisis y estudio de la obra de origen cubano que Agustín Lara creó durante la década de los treinta.
 
10) Toña La Negra, la diva de voz solar. Historia de la vida y obra de la cantante Toña La Negra, sus orígenes y sus aportaciones a la cultura popular veracruzana.
 
 
Historia del música campesina y la décima veracruzana a partir del intercambio cultural entre Cuba y Veracruz (siglos XVIII a XX).
 
11) Sonidos con olor a manigua. Historia de las raíces históricas entre las músicas campesinas del son jarocho y el punto cubano.
 
12) Versos con olor a manigua. Historia de la relación entre la décima jarocha y la décima cubana a partir de la segunda mitad del siglo XX.

[1] Como cita el historiador Antonio García de León, la migración cubana se desarrolló en Veracruz a partir de 1795, cuando se crea el primer consulado cubano en Veracruz; posteriormente, se incrementa “cuando el comercio intenso con La Habana (…) y las luchas libertarias de la isla arrojaron a más de 3,000 cubanos (….) al puerto y a todo el litoral del Golfo”. García de León Antonio “La décima jarocha y las vinculaciones de Veracruz con el Caribe”, en: La décima popular en Hispanoamérica (Memorias del II Festival Iberoamericano de la Décima en Cuba), IVEC, Col. Ciencia y Sociedad, Veracruz, 1995, p. 37.

[2] Este fenómeno explica en gran medida, el porque en regiones más cercanas a la isla caribeña, como Yucatán, nunca se desarrolló con la misma intensidad los ritmos antillanos como en la ciudad de Veracruz.

[3] Movimiento basado en los aportes de la “Escuela de los Anales”, el cual tuvo sus orígenes en Veracruz durante la década de los ochenta. Ésta corriente, como cita el historiador Enrique Florescano, pretende “trasladar al pasado las perplejidades del presente”, distanciándose de una visión nostálgica (más propia de cronistas locales) y enfatizándose sobre todo en prácticas culturales, luchas sociales y acciones colectivas que de alguna forma marcan o han marcado a la región. Autores como Álvaro Alcántara, Alfredo Delgado, Antonio García de León, Bernardo García Díaz, Horacio Guadarrama y Ricardo Pérez Montfort han aportado con sus investiga-ciones al desarrollo de este movimiento.

[4] ↑ Balló, J. y Pérez, Xavier. La semilla inmortal: los argumentos universales en el cine. Tusquets, 1997.

[5] Como cita el investigador colombiano Alfonso Torres Castillo: “En el caso de los sectores populares (…) [la] memoria colectiva es de especial importancia para mantener su cohesión social y continuidad histórica en una condición de subordinación estructural frente a los poderes hegemónicos. Para éstos, su dominación está garantizada, no sólo por los mecanismos de control político, social e ideológico sobre la población, sino también mediante el control de su memoria, por la elaboración de un pasado oficial y por la administración del recuerdo y el olvido colectivos.” Torres Carrillo Alfonso. Por una investigación desde el margen en La práctica investigativa en ciencias sociales. Departamento de Ciencias Sociales. UPN, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá. 2006. Pág. 56